21/9/10

la adicción

Una tarde de domingo cálida en Salamanca. Pasean señoras demasiado maquilladas, huele a sustancias semi-prohibidas y todos los bancos del casco antiguo tienen un par de jóvenes compartiendo un portátil e intentando de pillar un cachito de internet.