12/4/10

lo natural

Nada más natural (Bruselas, 2008).

He de reconocer que una de las pocas creencias semi-esotéricas que tengo es la que todo viene cuando lo necesitamos, cuando ya hemos estado buscando lo que nos hace falta, y, una vez haberlo encontrado, conocido, usado, aprendido, partimos en otra búsqueda existencial. Sí, exactamente tan inconsciente como ha sido la primera.

Y en el mismo marco veo el hecho de tener libros sin haberlos leído en la estantería ya desde hace mucho y sacar exactamente él que está necesario, cuando nos viene bien.
O comprar un par de zapatos, jamás ponermelos, pasarlos a mi amiga y que sean exactamente lo que ella ha buscado.
O pasar una noche con alguien y nunca volver a verle. O volver a verle y fingir con el aire de Elizabeth Taylor que ¨cosas pasan¨.

Porque lo que necesitaba era exactamente este libro un Jueves Santo por la noche en una ciudad desierta, el hecho de poder regalar los zapatos y una noche no vinculada con la realidad.