27/3/10

la guerra, respuestas

Hearts and Minds (1974) ganó el Oscar como la mejor documental del año 1974 y nuestro amiguete Michael Moore la destaca como una de sus inspiraciones cinematográficas.
Pero no por eso hay que verla.

Hay que verla porque, como lo afirma el director Peter Davis (entrevista del 2009), fue una revolución en el campo de las documentales porque no aparece ninguna cabeza hablando y diciendo al público que es lo que debe pensar. Entrevistas, representando supuestamente todos los lados del asunto, e imagenes del campo son los que desarrollan la historia (este suele ser el talón de Aquiles de las pelís de mismo Michael Moore y otrxs por allí - montan un espectáculo y queda demasiado obvio lo que han querido sacar).

Y hay que verla porque da respuestas claras (pero muy claras) que solemos pretender que no tenemos a las preguntas como ¿por qué algunxs eligen ir a las guerras? ¿qué se sienta unx matando a otrxs? ¿cómo lo gestionan interiormente lxs que vuelven vivxs? ¿cuáles son las tácticas para no aprender nada de acontecimientos así? ¿por qué siguen existiendo las guerras (especialmente las donde no hay 2 lados*)?

Hay que verla porque por la enésima vez demuestra que Iraq y Afghanistán son las nuevas guerras de Vietnam de los EEUU. En la misma entrevista Peter Davis dice que "las diferencias son significativas, pero las similtudes son deprimentes". Yo iría más lejos y diría que no veo diferencias significativas - la prepotencia e ignorancia de las administraciones de los EEUU, un enemigo ficticio, una población civil sufriendo, la población estadounidiense engañada y perdidas tremendas por todos lados.

Al fin, creo que es la mejor documental que he visto en mi vida. Y tienen razón los comentaristas del imdb.com - Hearts and Minds demuestra muchísimo mejor lo que pasaba en Vietnam pasa en las guerras e incluso implica muchísimo más al(a) espectador(a) que las grandes obras de cine-ficción que tratan el tema de Vietnam la guerra, Apocalypse Now (1979), por ejemplo, como el ejemplo más mítico.
Aunque, quizá soy yo, es que últimamente me lloro más viendo las documentales que con la ficción.

*La mejor cita que he sacado de la pelí; uno de los veteranos dijo:
"Es que a veces no preguntamos si estábamos en el lado erróneo, pero, no, el ejército de los EEUU no estaba en el lado erróneo, nosotros eramos el lado erróneo."