2/3/10

el nombre (crisis de identidad III)

Hoy es el día de mi nombre (consulta aquí un caché del diaro nacional más grande, mirando el rincón derecho-arriba).

Y es mucho más que el día del santo. No sé de donde viene la tradición y desde cuando existe pero todos los calendarios letones ya desde mucho llevan un par de nombres fijos para cada día (de los más comunes, y van añadiendo los que llegan a tener cierto número de usuarios). Además, el día 22 de mayo es el día de los nombres raros y de aquellos que no se encuentran en el calendario.

Básicamente es como un segundo cumpleaños - todo el mundo te felicita, tu perfil de la versión nacional del facebook se llena con poesía copy-paste tonta de gente con que no has hablado desde el año pasado, recibes regalos, y para los peques es otra fiesta con ensaladilla y limonada, para los adolescentes - una razón para alquilar una sauna para celebrarlo (con ensaladilla y mucho alcohol, claro) y para los adultos - un día cuando las puertas de tu casa están abiertas y la mesa está puesta para todo el mundo que quiera visitarte. A un día del nombre no se invita.

Pero no aquí. Porque aquí ni siquiera tengo un nombre.