5/9/09

paro justo

Cada monarquía que padece la crisis financiera debería empezar su plan de rescate despidiendo su familia real - liberaría bastante dinero (depende de la monarquía y del país, claro), daría sensación de justicia social al público general y - en países donde admiran la prensa de corazón (Reino Unido y España, digamos) - garantizaría un reality show ¨Ya no eres rey¨ superbien vendido durante meses.

Y con despedir entiendo todo lo normal - aviso unos meses antes, subvención de paro que se reduce cada mes, busqueda de trabajo, que les ofrezcan contratos basura...

¡Qué busque trabajo Felipe Borbón y Grecia! ¡Qué reciba su pensión Juan Carlos Borbón y qué pase sus días en un piso de dos dormitorios en Manzanares! ¡Sin guardaespaldas alguno!
Alguna de las cadenas podría contratarle para avisar el pronóstico del tiempo para que pueda ahorrar para una moto.

Si los gobiernos democráticamente eleccionados empezaran ahora, ya no habría discurso navideño para ¨españoles y españolas, ciudadanos de España¨. Incluso, TVE podría hallar a alguien más divertido para recordarnos este cuento de hadas superviejo sobre la vírgen y su hijo extramarital.

Inspiración: Amparo Estrada ¨Un salario congelado para el rey¨, Público