23/8/09

la razón

Es bastante triste que uno de los sentimientos más fuertes que me empujan más allá de las preocupaciones estrictamente personales, que me mueven por la vida es la culpa de haber tenido tanta suerte y de ser tan feliz.

Aunque estoy segura que no soy la única.